November 09, 2009

Rosas Negras, parte 2: Donde Moran los Caballeros

Ya que tenía tiempo, pondré la segunda parte de Rosas Negras para avanzar un poco. Como dije anteriormente, este es un prólogo a otro fic que quise crear en su momento. Por ahora solamente está esto, que muestra el camino seguido por el personaje luego de los eventos trágicos que la llevaron a separarse de todo lo que conocía en busca del origen de su desgracia.

Aclaro nuevamente. Esta parte está dentro del universo de Saint Seiya, por lo cual está dentro de sus reglas. Aunque el origen sea distinto, mientras esté en este fandom, permanecerá con sus reglas. Luego cambiará de acuerdo al sitio.



Rosas Negras: Donde Moran los Caballeros 


En su viaje había aprendido mucho y visto y sentido también muchas cosas. Había estado en lugares muy diferentes y muy extraños. Había escuchado cosas y aprendido acerca del Santuario en Grecia y el tipo de gente que vivía allí, todos con habilidades y poderes. Había escuchado además de los legendarios Caballeros Dorados y de su inconmesurable poder. Incluso descripciones de algunos, como aquél que controlaba los rayos y otro que podía teletransportarse, o del que controlaba el hielo. Pero el que más le interesó fue el que controlaba las rosas. Si alguien podía ser el adecuado, era este mismo. Piscis.

La gente común no parecía ver el Santuario de Athena, pero a ella no le resultó difícil encontrarlo. Para guiarse utilizó las habilidades que su abuela le había enseñado, y a través de la comunión con las plantas la rosa negra la guió en su camino de forma certera. En la entrada había dos guardias, cada uno al lado de un pilar que parecía actuar de entrada.

- Detente ahí mismo, este lugar está prohibido para los turistas.

En un impulso, Tilja levantó la rosa negra a la vista del hombre. Este se quedó mirándola unos segundos antes de correrse.

- ¿Hacia dónde debo de dirigirme desde aquí?

- Sigue hasta aquélla colina y comienza a subir las escaleras hasta que llegues al final, allí te indicarán.

- Gracias.

Comenzó su camino hacia el lugar indicado y al acercarse divisó que la escalinata era enorme y larguísima y se dirigía hacia la cima dando zigzagueos, desapareciendo y reapareciendo nuevamente más arriba. Iba a dirigirse hacia ella cuando vió acercarse a un hombre alto de cabellos azules con una mirada y un aire frío todo a su alrededor. No era que su mirada fuera fría de sentimientos, más bien emitía un aire helado y tranquilo, como la nieve caida en las montañas de Tipperary.

El caballero se paró frente a ella. Era una chica de buena estatura, con cabellos largos y rojos como fuego que se hacía ondas que con el viento parecían una llama viva que rodeaba su cabeza, y unos ojos verdes esmeralda penetrantes. Un buen ejemplo de descendencia celta. El caballero miró la rosa que llevaba en la mano.

- Eres la nueva aspirante a caballero. ¿Cómo te llamas?

- Mi nombre es Tilja Donnovan. Tú debes ser el Caballero de Acuario.

- Veo que ya conoces algo. Soy Osirias, Caballero de Acuario.

- He escuchado muchas cosas en mi viaje. Como por ejemplo, que el puesto de Caballero de Piscis está disponible, y he venido a solicitarlo.

- Y dime, ¿por qué razón quieres convertirte en Caballero de Athena?

- Redención. Por culpa de estas flores maté a la persona que más quería, - dice levantando la rosa. - Estas rosas son veneno. Pero estas rosas siempre fueron para mí un consuelo y mi único solaz. Quiero redimir mi acto, quiero salvar mil vidas por la vida que tomé. Quiero convertir el veneno en arma de curación, tal y como me enseñó mi abuela. Quiero salvar por mi asesinato.

Extendió la rosa que el caballero tomó en sus manos y esperó a que él prosiguiera.

2 comments:

Yuuko Emeraude Greengold said...

Holaaaaaaa!!!! ^^

Siento no haber venido antes, ahora tengo menos tiempo para conectarme Y_Y y el poco que tengo lo dedico a escribir... a ver si me aclaro ya de una vez con mi yuyuclow XD!!

Me encantó! ^^ Yo no he visto mucho de Saint Seiya, pero los personajes son bonitos. Muy romántica, la idea de las rosas de la muerte kawaii ^///^ y el caballero de Acuario es frío XD! (me encantan los acuarios *///* y sí son fríos XD!)

Bueno voy a leer los siguientes, cúidate mucho honey ^^

Tomoyohime said...

Yuuko-chan, contesto para saber si en algún momento volverás con nosotros.

Con el dolor acuciante que he sufrido se me ha hecho difícil seguir haciendo cosas y esta de contestar es una que me ha quedado en el tintero.

Sí, podría decirse que los acuarianos son fríos, pero en realidad son más bien desapegados; no puedes retenerlos porque se la pasan buscando su polen de flor en flor, no les gusta quedarse en un solo lugar y es por eso que tampoco se aferran. No es lo mismo que la frialdad.

Este caballero de Acuario tiene su propia historia completa que está completamente relacionada con la Muerte, el Inframundo y las rosas negras. Básicamente por eso escogí que fuera esa la característica para el encuentro entre maestro y discípula. Pero la historia de Osirias le pertenece a Osirias, por lo cual no podrá aparecer aquí. De hecho, si Osirias hubiera continuado en el puesto en el que se encontraba antes de volverse un santuariano, de seguro que Tilja pertenecía a su comando, dada su historia ^^ Pero bueno, el puesto de Piscis estaba disponible, así que allí se fue la chica xD

Sigo contestando los posts atrasados.

Template by:
Free Blog Templates